Telemann - Don Quijote, TWV 55





GEORG PHILIPP TELEMANN 

Burlesque de Quichotte
Suite para cuerdas & continuo in Sol mayor, TWV 55 - G 10


DON QUIJOTE 

Gustav Doré



Sabed que soy el valeroso don Quijote de la mancha, el desfacedor de agravios y sin razones.
Miguel de Cervantes.


Desde la publicación de la gran novela de Miguel de Cervantes en 1605, “Don Quijote de la Mancha” ha sido y es fuente de inspiración para numerosos compositores; sobre todo del arte escénico, como el teatro lírico, la ópera o el ballet, muchos y muy famosos como: Strauss, Halffter, Telemann, Falla o Ravel, quienes a través de su arte han contribuido  posicionar aún más la obra de Cervantes en el sitial en que se encuentra.

Pero es la obra de Georg Philipp Telemann la que  quisiera compartir. Comienzo por decir que G. Ph. Telemann (1681-1767) fue un compositor alemán, que trabajaba en el norte de Alemania, en la ciudad portuaria de Hamburgo; desde el punto de vista musical fue cosmopolita, puesto que fue absorbiendo las influencias que en  toda Europa se daban, y para ubicarlo en el contexto musical de la época, decir que fue contemporáneo  de J.S. Bach y de Georg Friedrich Haendel; tiempos del barroco.

Telemann tiene dos obras referidas al Quijote:

- la obertura - “Burlesque de Quijote”
- Don Quijote en las bodas de Camacho.

Georg Philipp Telemann escribió esta la primera obra de cámara importante sobre este personaje cervantino, su “Suite burlesca en sol mayor sobre Don Quijote”. En el caso del burlesque, la influencia principal es el francés.

La suite de Don Quijote está compuesta por siete partes:

1.- Obertura
2.- El sueño de Dn. Quijote - Andantino
3.- Ataque a los molinos de viento - moderato
4.- Los suspiros por Dulcinea - andante
5.- El manteo de Sancho Panza - allegro moderato
6.- El galope de Rocinante y el asno de Sancho - allegreto
7.- El descanso de D. Quijote - vivace

 Agradecimientos a Canal de: NewYork Baroque Incorporated - youtube


Telemann fue un verdadero maestro de la onomatopeya en el aspecto musical, logrando así representar fielmente situaciones y personajes en su obra.
- Obertura: Escrita al estilo de la overture francesa, la música comienza con una lenta sección con ritmos punteados. Después de esto el tiempo aumenta y la música se convierte en fuga.
- Don Quijote despierta: En el sueño Dn. Quijote se convierte en un valeroso caballero en búsqueda de aventuras y romances, comienzan las cuerdas tocando  largas notas y notorias pausas, tratando de graficar el estado de Don Quijote en ese momento.
- Dn. Quijote ataca los molinos de viento: En su destartalada armadura, caso y lanza, Don Quijote en su delirio de grandeza, ve a los molinos de viento como monstruos y dragones a los cuales debe matar. La música de tiempo rápido y notas repetidas representan los ataques de Don Quijote a sus enemigos imaginarios.
- Suspirando por la princesa Dulcinea: De qué sirve el valor de un caballero si no tiene una princesa de quien enamorarse. Así pensando, Don Quijote se imagina que una campesina que ha visto y cuyo nombre  Dulcinea del Toboso (Aldonza Lorenzo) es su princesa y anhela decirle cuanto la ama. Las cuerdas tocan claramente  como si se tratasen de  suspiros por la amada.
- Sancho Panza: El grueso criado de Don Quijote es representado en este movimiento cuando es empujado y golpeado por los aldeanos por no pagar el alojamiento.
- El galope de Rocinante y el galope del burro de Sancho: se escucha el galope de Rocinante, el caballo de don Quijote, se escucha en una constante en 3 tiempos. El desplazamiento del testarudo burro de Sancho, dando bandazos, es retratado en la música que hace una pausa y ritmos punteados. Rocinante se escucha una vez más al término de la escena.
- El descanso (sueño) de Don Quijote: Telemann lo pone a dormir y tiene sueños felices de sus conquistas y demuestra esto en la alegre música.



“El Quijote en la música de cámara”  

Un análisis de:  Begoña Lolo Herranz

La primera obra importante de estas características se debe al compositor alemán Telemann. La Ouverture burlesque sur Don Quichotte para orquesta de cuerda y clavicémbalo de Telemann es la primera obra en formato de cámara de carácter programático escrita sobre la novela de Cervantes, compuesta por una obertura y siete secciones cuyo nombre va acorde con el episodio de la novela en que se fundamenta. Guardando el formato de suite. A la obertura le sucede "El sueño de Dn. Quijote", minué de melodía ingenua que recuerda el galopar del caballo. Escenas como la tercera, centrada en el " Ataque a los molinos", ha sido, de las más utilizadas por los músicos de todas las épocas junto con las "Suspiros por Dulcinea", pasaje transido por la melancolía en el que se deja sentir, delicadamente el suspiro de amor del hidalgo. Estos números dejan paso, posteriormente, a descripciones como el galope de Rocinante y el trote del burro de Sancho, que se interpretan entrelazadas, y que apuntan ese carácter de comicidad que subyace en el concepto de la obra. Debe ser considerada como una de las composiciones más logradas del siglo XVIII, y en la que se mantiene de forma bastante fidedigna la estructura de la novela. Musicalmente conserva características propias del barroco tardío con algunos avances del estilo galante. Posteriormente Telemann escribió una segunda obra sobre el tema del Quijote, la serenata “Don Quichotte auf der Hochzeit des Camacho” fechada en 1761, obra que realizaría a la avanzada edad de 80 años, pocos años antes de morir.

                                                                                                                            Gustav Doré

Web Site Counter
Ski Poles