Ignacio de Loyola - Ópera





San  Ignacio  de Loyola” 


La  Ópera

Este 31 de julio de 2013 se cumplen   457  años de  la muerte de Iñigo de Loyola.  Con motivo de esta significativa fecha para todos los Ignacianos, he querido compartir una obra musical muy antigua, encontrada recién en el siglo pasado, la cual ha sido restaurada y hoy podemos disfrutarla en plenitud.

Se trata de una Ópera de cámara en español, que data de 1720, aproximadamente y fue compuesta por un músico anónimo de las misiones de Moxos y Chiquitos, (Sudamérica) ; sus fragmentos se encontraban  dispersos, hasta que Piotr Nawrot, un musicólogo y organista polaco la reconstruye.

Realmente estos manuscritos habían sido descubiertos en la década de los años 90 de los cuales se encontraron dos copias, una en los archivos de Chiquitos (Santa Cruz - Bolivia) y el otro en la misión de San Ignacio  en la Provincia de Moxos (Beni-Bolivia).

Después de siete años en que se entregara la primera reconstrucción y en vista que posteriormente se encontraron mas manuscritos de dicha ópera, Nawrot pudo completar esta nueva entrega.


Pero, aún persiste una duda referente a la autoría de la obra.Como muchas obras de esa época eran anónimas, se cree que ésta, también lo fue; aunque hay algunos   que  le atribuyen a Doménico Zipoli  la música y los textos al jesuita Martin Smid; sin embargo no hay pruebas fiables de dicha aseveración. 

El  argumento de la ópera  nos habla de la férrea voluntad y compromiso misional de San Ignacio, su relación con los mensajeros angelicales quienes le apoyan y le otorgan el necesario refugio que Ignacio requiere para luchar contra las tentaciones del demonio. 
En el transcurso de estos sucesos, se encuentra con San Francisco Javier, quién le ayudará a permanecer en el recto camino.

La obra consta de dos actos distribuidos en: seis escenas el I acto y cinco el II acto.

Los papeles de Ignacio de Loyola y Francisco Javier fueron escritos para un niño soprano y, niño contralto respectivamente.


Ópera 
San Ignacio de Loyola.

ACTO I :

             Introducción
             Escena 1 : Aria: Ay ¡Ay! Que tormento (Sn. Ignacio)
                              : Aria: Oh, vida, cuanto duras (Sn. Ignacio)
             Escena 2 : Recitativo: Ignacio, ya no es tiempo (Ángel 1;
                                                   Sn. Ignacio; Ángel 2)
                              : Aria: Oh, que contento (Sn. Ignacio)
                              : Aria: Cuanto fui, soy y seré (Sn. Ignacio)
                              : Aria: Oh, que contento (Sn. Ignacio)
             Escena 3 : Recitativo: Ignacio, pues eres fuego (Ángel 2)
                              : Aria: Cuando fulmina centellas (Ángel 2)
                              : Recitativo:  ¡Oh, pérfido!, Ah traidor 
                                                       (Sn. Ignacio)
                              : Recitativo: Oponerse de Cristo a la persona
                                                     (Ángel 1;Ángel 2; Sn. Ignacio)
                              : Aria: Contra este tigre rampante (Sn.                                                        Ignacio; Ángel 1; Ángel 2)
                              : Recitativo: Vamos presto y sin tardar  
                                                      (Sn. Ignacio)     
             Escena 4 : Recitativo: de mi señor, a vosotros enviado
                                                      (Demonio; Sn. Ignacio; Ángel 1)
             Escena 4 : Aria: Es el mayor monarca de la tierra 
                                                      (Demonio)
             Escena 5 : Recitativo: Cuál puede ser esa (Ángel 1)
                              : Aria: Que siga su bandera es (Demonio)
             Escena 6 : Recitativo: Ah, traidor (Sn. Ignacio)
                              : Huye tirano infiel (Ángel 1; Ángel 2; 
                                                       Sn. Ignacio)
                              : Por mas golpes que reciba (Demonio; 
                                                       Sn. Ignacio)
                              : Contra este tigre rampante (Sn. Ignacio;
                                                       Ángel 1Ángel 2)
ACTO II 

               Escena 1 : Oh Jesús, mi bienamado (Sn. Ignacio)
                                : Recitativo: Oh ciega gentilidad (Sn. Ignacio;
                                             Ángel 2)
                                : Oh, Javier esclarecido hijo mío (Sn. Ignacio)
               Escena 2 : Recitativo: Aquí estoy Padre (Sn. Francisco;
                                             Sn. Ignacio)
                                : Aria: De Jesús propagarás la milicia 
                                            (Sn. Ignacio)
               Escena 3 : Recitativo: Es demasiado en cargo a mi 
                                            flaqueza.(Sn. Francisco; Sn. Ignacio)
                                             
               Escena      : Aria : Pasa ligera (Sn. Francisco; 
                                            Sn. Ignacio)
               Escena 4 : Yo parto Ignacio (Sn. Francisco; 
                                             Sn. Ignacio)
                                : Ignacio, amado Padre (Sn. Francisco, 
                                            Sn. Ignacio; Ángel 2)
                                              
                Escena 5 : Epílogo : Estas banderas son 
                                              (Comendador)



 Agradecimientos a : Canal de  Enrique Guerrero - Youtube




Hay otra obra relacionada con San Ignacio; del compositor Hieronymus Kapsberger (1580-1681) que la creo con motivo de   la canonización de San Ignacio de Loyola y San Francisco Xavier, "Apoteosis sive consecratio SS Ignatti et Francisci Xavierii", estrenada en Roma en 1622. La Ópera Apoteosis  o consagración de los santos Ignacio y Francisco Xavier cuyo texto es en latín  pertenecen a Orazio Grassi.


Como siempre ocurría en esos tiempos de evangelización, se recurría a las artes, como la pintura o la música para convertir mas fácilmente a los nativos de esta antigua América, y en ese contexto histórico, las misiones jesuitas en  Sudamérica jugaron este importante papel para la iglesia católica.


Pero después de 1767, a raíz de la expulsión de los jesuitas de los territorios españoles de América, las misiones de Paraguay fueron destruidas y las misiones de Chiquitos y Moxos en Bolivia fueron prácticamente abandonadas. Sin embargo después de casi 250 años; las misiones jesuitas en Bolivia aún se mantienen en pie.

Fueron restauradas entre 1972 y 1998 por el hermano jesuita y arquitecto suizo Hans Roth,  las misiones de: San José, Santa Ana; San Rafael, San Miguel; San Ignacio; La Concepción y San Javier. Son siete de las diez poblaciones Chiquitanas que hasta hoy han podido preservar las construcciones misioneras.

En 1991 las misiones jesuitas de Bolivia fueron declaradas como “Patrimonio cultural de la humanidad” por la Unesco.

                                                                Ad Maiorem Gloriam Dei 

Web Site Counter
Ski Poles