El triunfo del tiempo y del desengaño - Händel



Il trionfo del tempo e del disinganno

Lo mas conocido de Händel es seguramente su magnífica obra “El Mesias”, sin embargo este grandioso maestro del barroco produjo una cantidad increible de obras; sobre 600, divididas en dos: La música vocal (dramática, oratorios, profana y religiosa) y la música instrumental (orquestal, de cámara y para clave) componiendo hábilmente para todos los géneros musicales vigentes de la época.


Dentro de ellos se cuenta su primer oratorio “Il trionfo del tempo e del disinganno” en el año 1707.

Parece una ópera pero no lo es, la sucesión entre recitativos y arias de capo, junto a la extraordinaria calidad dramática de la música de Händel permite que la obra se pueda desarrollar perfectamente sobre un escenario.


Un poco de Historia sobre la obra

Estaba el joven Händel en viaje por la ciudad eterna de Roma en 1707, durante su estadía allí, logró captar la atención y conseguir el reconocimiento de la clase dominante de la ciudad como un gran compositor y excepcional interprete del clave y del órgano, consecuentemente obtiene la protección de los Cardenales Ottoboni y Pamphili y la del marqués Ruspoli; todos ellos célebres mecenas de la música., pero a la vez entabla amistad con dos grandes compositores: Alessandro Scarlatti y Arcangelo Corelli, cuya influencia sobre sus creaciones será determinante.


Encontrándose en esta aventajada situación, el cardenal Pomphili le ofrece un texto para que le ponga música; se trataba de “El triunfo del tiempo y del desengaño”. Hay que decir que La inspiración del libreto el Cardenal Benedetto Pomphili la tomaría de los últimos dos poemas de los seis del Petrarca titulado “I trionfi”.


Pomphili le hace la salvedad a Händel que no puede ser una ópera, pues éstas estaban prohibidas desde principios del siglo XVIII por el papa Clemente XI, quién censuró la ópera en Roma, aunque para ser mas preciso, esta censura ya se remontaba a tiempos de Inocencio XII por considerarla inmoral.




El texto en verdad, es una auténtica alegoría moral sobre la brevedad de la belleza y los placeres mundanos en la que disputan 4 personajes: La belleza (juventud), el placer, el tiempo y el desengaño.


La acción se sitúa dentro de un bullicioso restaurant y/o café contemporáneo y representa una extensa discusión entre estos cuatro personajes alegóricos que enfrenta el disfrute a la virtud.


El personaje central de la misma es la belleza, que encontramos al principio al lado de Placer, aunque la influencia piadosa del tiempo y desengaño lo conducirán a la verdad, es decir a Dios, a través de una elaborada transformación del lujo a la penitencia.


La obra sorprende por el profundo dominio del estilo dieciochesco italiano de un compositor alemán con personalidad propia y de tan solo 20 años.

Hay que indicar que esta obra tuvo dos versiones del mismo Händel. La primera "Il trionfo del tempo e del disinganno"; consistió en dos secciones y fue compuesta en la primavera de 1707 y estrenada en el verano, en Roma., catalogada como HWV 46a, (según el catálogo de la obras de Händel).


La segunda ocurriría en marzo de 1737. Estando ya ciego, y habiendo revisado, aumentado y corregido “Il trionfo del tempo e del disinganno” dictó a su discípulo John Christopher Smith, una nueva versión que tituló: “El triunfo del tiempo y la verdad”, concluyendo en 3 partes que fue estrenada el 23 de marzo de 1737; posteriormente catalogada como HWV 46b.

En la obra hay un aria bastante conocida porque se destaca por su belleza, es el aria “Lacscia la spina”, que fue adaptada de una zarabanda instrumental ya existente en su ópera “Almira”, mas tarde se convertiría en una de las arias mas famosas de Händel: “ Lascia ch’ io pianga” de la ópera “Rinaldo” en el año 1711.

Esta obra particularmente no es muy difundida, sin embargo es una de las mas hermosas de su repertorio además tiene un significado muy especial para todos los que gustamos de Händel, pues fue su primer oratorio y el último.

ARGUMENTO DE LA OBRA
En esta obra, inspirada en el solemne juicio que el Tiempo y la Verdad tienen sobre cada uno de los mortales, placeres y vicios quedan reducidos a su vacía esencia a través de un Tiempo que afecta físicamente al cuerpo humano, y de una Verdad que siempre sale a flote, revelando a cada mortal, la absurda ilusión que el vicio y el placer le proporciona en su época más jovial y floreciente.
Como implacables jueces, el Tiempo y la Verdad (transformada en un Desengaño que va apoderándose de la mente) dictaminan la dura sentencia inmisericorde a ese hombre que desperdició su vida y su juventud en vicios, excesos y placeres.
La tentación propia de la Belleza, el hipnotismo de los Placeres (siempre sonriéndonos e invitándonos a entrar en su mundo de sueños y sensaciones carnales hechas realidad), convierten a “El Triunfo del Tiempo y del Desengaño” en una obra musical sobre la moral y la ética en donde el hombre acaba condenado por sus actos. Y es que nada es más barroco que el culto y la entrega a los placeres, y la posterior decadencia física y psíquica cuando el envejecimiento se hace presente conquistando el cuerpo humano.
En ese contraste de blancos y negros, donde el gris es difícilmente comprendido, Haendel compone un oratorio que nos lleva a pensar sobre el sentido de nuestra existencia.


De: Lux_Atman - Artículo N° 539


Páginas de Interés

- Le triomphe du temps et de la verité VER OBRA COMPLETA 2 hrs.41 min
- Biografia Händel
- Obra de Händel
- Libreto "The triumph of time an truth" (versión 3 partes-inglés)
- Partitura








Bookmark and Share


Info:


  • zerlinetta.blogspot.com
  • marioivanmartinez.com
  • wikipedia.org

3 comentarios:

nikysch dijo...

Muy buen blog y estupendos artículos, pero creo que la música de fondo es molesta y más si hay vídeos insertados, como es este caso, o la que queremos escuchar nosotros mientras leemos el blog.

Mario Luque Pacasa dijo...

Me disculpo por el inconveniente. Pondré la indicación para desactivar el reproductor de música barroca SHOUTcast.

LGF83 dijo...

gracias por el artículo <3 ¡muy ilustrador!

Web Site Counter
Ski Poles