El murciélago - Strauss II




" Die Fledermaus "





" El Murciélago "

de


JOHANN STRAUSS II



Agradecimientos a : Canal de heymystuff - youtube


Johann Strauss I (padre)no imaginó que su hijo Johann Strauss II, se convertiría en un músico famoso y muy destacado en la Viena Imperial, así como en el resto de Europa.

Lamentablemente hubo notables diferencia entre ambos, diferencias de índole familiar a consecuencia de abandono del hogar del padre.

Con el paso del tiempo esto, les lleva a mantener una diferencia en areas de trabajo, específicamente, por la competencia laboral que a la postre significó que el hijo Johann Strauss II invadiera con mucho éxito el campo de la música profesional del padre.

Johann Strauss II, nació un 25 de octubre de 1825, en St. Ulrich, Viena y fue el hijo mayor de un total de tres hermanos quienes también fueron músicos; pero él, fue el mas popular y conocido finalmente como: “El Rey del Vals”.

Pero con el paso del tiempo a los 45 años de edad ya estaba consagrado como compositor de valses, polkas, marchas y cuadrillas; pero pensó que aún le faltaba algo; se decidió entonces a escribir para la escena, específicamente la opereta, género en ese momento emergente en el ambiente musical Vienés.

Sus primeros trabajos en esto fueron " Indigo " (1871), " El carnaval de Roma " (1873), y otros que no fueron grandes exitos. Pero, a comienzos de 1874 comienza a componer una nueva opereta, basada en la pieza teatral " Le Reveillon " de Henri Meilhac y Ludovic Halévy.

Este libreto adaptado y traducido del francés al alemán por Karl Haffner y Richard Genée, sería la base para la elaboración de la partitura que le tomaría solo mes y medio y que le pondría por nombre " El murciélago ".

Se estrenó enViena el 5 de abril de 1874
en un momento poco propicio por la grave crisis financiera por los que pasaba la bolsa de Viena.

Posterior al "Murciélago", Strauss hijo compuso mas de una docena de nuevas operetas entre ellas " Una noche en Venecia", " El barón gitano " y " Sangre Vienesa " entre las mas famosas, pero ninguna superó verdaderamente a " El Murciélago "



"El Murciélago"

La Opereta "El Murciélago" transcurre en la Viena del siglo XIX. Su Obertura es una brillante fantasía orquestal sobre algunas de las mejores ocurrencias de la partitura. Adelanta la admósfera de baile, pero también algunos motivos líricos y grotescos, y su instrumentación es brillante.




PERSONAJES


Eisenstein : Honrado ciudadano (tenor)
Rosalinda : Esposa de Eisenstein (soprano)
Adela : Doncella de Rosalinda (soprano)
Ida : Hermana de Adela (soprano)
Alfredo : Enamorado de Rosalinda (tenor)
Falke : Amigo de Eisenstein (barítono)
Blind : Abogado de Eisenstein (barítono)
Franck : Director de la cárcel (barítono)
Frosch : Guardián de la cárcel (papel hablado)
Orlofsky : Príncipe (mezzosoprano)



I ACTO

El primer acto transcurre en la casa del señor Eisenstein. Adele, la criada, ha obtenido de su hermana Ida, que es bailarina de ballet, una invitación a un baile en el palacio del príncipe ruso Orlowsky. Por lo tanto, no sólo tiene que inventar ante Rosalinde la excusa de que debe cuidar por la noche a una tía enferma, sino que debe sustraerle un hermoso vestido a su ama. Sorprendentemente, Rosalinde concede la autorización solicitada, con más prontitud que de costumbre. Su esposo, el señor von Eisenstein, debe presentarse esa noche en la prisión para cumplir una leve condena por ofensas a la autoridad. En la calle se oye la victoriosa voz de tenor del cantante de ópera Alfred, su antiguo admirador, que le canta una serenata. Eisenstein está furioso porque un descuido de su abogado, el doctor Blind, lo obliga a cumplir el castigo, pero su humor mejora visiblemente cuando el notario, el doctor Falke, su amigo y compañero de numerosas aventuras, va a invitarlo a la fiesta de Orlowsky. Eisenstein se viste de gala, lo que no deja de sorprender a Rosalinde. ¿De frac a la prisión? Eisenstein se despide con ternura, aunque muy distraído, de su esposa, que a causa del canto de Alfred en la calle tampoco está demasiado atenta. La melodía («Oh, cómo me conmueve esto...») que Strauss inventó para la situación, describe ésta perfectamente.

Sospechosamente alegre, Eisenstein se dirige a la prisión. Aunque sin imaginar que será la víctima, pues Falke, a quien una vez, después de un baile de máscaras, hizo volver a casa disfrazado de murciélago en pleno día, ha tramado un plan para vengarse. Apenas se ha ido el señor de la casa, entra Alfred. El cantante, que desde hace años echa los tejos a Rosalinde, aunque con escaso éxito, comienza a ponerse cómodo en la casa de Eisenstein, a pesar de las protestas, no muy enérgicas, de la mujer. Beben tranquilamente mientras entonan la canción que tanto por el texto como por la melodía se ha vuelto casi proverbial: «Dichoso quien olvida lo que no se puede cambiar...». Una filosofía de la vida objetable, pero conveniente.

El idilio es interrumpido un poco bruscamente. Llega Frank, el director de la prisión, para poner personalmente entre rejas a su ilustre huésped, el señor von Eisenstein. Lo encuentra arrullándose con su esposa, pues tiene que ser aquel hombre, ¿quién otro podría a tales horas...? Alfred vacila un instante, pero no puede comprometer a Rosalinde. Se deja llevar a la prisión, no sin despedirse con afectuosos besos de su esposa.

Agradecimientos a : Canal de thecelticinme- youtube


II ACTO

En el acto segundo aparece la fiesta del príncipe Orlowsky, cuyos principios pseudoliberales están acertadamente caracterizados en su canción «Chacun a son goüt». Todos lo pasan estupendamente menos él, que a pesar de sus riquezas o tal vez a causa de ellas vive en constante aburrimiento. Sin embargo, Falke le ha prometido para esa noche una agradable sorpresa. Le presentan a cierto marqués llamado Renard, que no es otro que Eisenstein. Se encuentra con una bella mujer que podría confundirse con su criada Adele y que además parece llevar un vestido de su esposa. Pero cuando le dice lo que piensa sufre un vergonzoso desaire, pues la joven lo pone en evidencia delante de todos los invitados con una canción burlona, ¡Mi señor marqués, un hombre como vos debería entenderlo mejor!

Inmediatamente después, la atención del marqués pasa de la supuesta Adele a una condesa húngara, que va enmascarada y a la que Falke le presenta con grandes elogios. Su vieja sangre de aventurero comienza a hervir. Cree que podrá conquistarla con la ayuda de un pequeño reloj con cuyo segundero quiere contar los latidos de su corazón; pero la «condesa» no sucumbe a sus artes de seductor, al contrario: antes de que se dé cuenta, se apropia del reloj. Entonces la «condesa» lo invita, ante la expectación de los presentes, a una czarda, un baile húngaro. La fiesta se acerca a su punto culminante. Llega un nuevo invitado, el «caballero» Chagrín, bajo cuyo nom de guerre se oculta Frank, el director de la prisión. Su encuentro con el marqués de Renard pone de manifiesto que ninguno de los dos habla más de cinco palabras en francés, pero este impedimento no puede turbar la creciente simpatía entre ambos. Bailan con la mayor alegría uno de los más espléndidos valses de Strauss. Incluso beben por la amistad, se abrazan y cuando la fiesta llega a su imprevisto final (son las seis de la madrugada), prometen volver a verse pronto. En medio del alboroto de la fiesta no sospechan con cuánta rapidez y en qué circunstancias lo harán.

Agradecimientos a : Canal de thecelticinme - youtube


III ACTO

El acto tercero transcurre en la prisión. Frosch, el carcelero, ha bebido, en ausencia de su jefe, más de lo que puede soportar. Frank regresa del baile y tampoco se tiene muy firme; quisiera dormir un poco en su despacho, pero la prisión comienza a animarse. Primero aparece Adele, que ha averiguado quién es el señor que le ha prometido ayudarla en la carrera artística con que sueña; Con un aria convence a Frank de su talento. Luego aparece el marqués. Gran escena de saludos. Confesiones mutuas que provocan carcajadas: ¿Frank no es «caballero», sino director de la prisión? Eso puede pasar. Pero ¿es Eisenstein el marqués? No, ¡eso es ir demasiado lejos! ¡El nuevo amigo inventa cosas increíbles! Pues Eisenstein está encerrado desde primeras horas de la noche. ¿Encerrado? ¿Dónde? En una celda. Frank en persona lo detuvo antes de ir a la fiesta y lo llevó allí. Eisenstein estalla en carcajadas, pero cuando conoce las circunstancias, se queda perplejo. Entonces llega Rosalinde. Quiere divorciarse de un esposo que se entusiasma con tanta facilidad por las bellezas desconocidas. Eisenstein protesta. Pero Rosalinde saca el pequeño reloj del bolsillo. Ella era la condesa húngara. Gran escena, pero por suerte ambos esposos tienen algo que perdonarse mutuamente. Ello permite que todo termine bien, la venganza del murciélago ha dado ocasión a una entretenida comedia.

Hagaselamusica.com


Agradecimientos a : Canal de Amethyst888 - youtube



Después de cosechar innumerables exitos y haber sido conocido en el mundo entero y reconocido por sus pares, murió de neumonía el 3 de junio de 1899 en Viena.
Siendo hasta nuestros dias conocido por sus Valses, pero también por su famosa opereta “El Murciélago”.


Páginas de Interés

- Libreto del Murciélago
- Biografía Johann Strauss II




Bookmark and Share

Info : wikipedia.org
hagaselamusica.com
blogcindario.com

1 comentario:

Víctor Ramió dijo...

El Murciélago la vi en el Municipal hace más de un año. El papel de Frosch (que no canta) lo interpretó Coco Legrand. Sumamente cómico.
Simpática opereta.
Saludos.

Web Site Counter
Ski Poles