Arvo Pärt...la profundidad y trascendencia de lo elemental


ARVO PÄRT
….

 La profundidad y trascendencia de lo elemental.



Es difícil encontrar en estos tiempos un músico de la altura de Arvo Pärt., considerando que actualmente es uno de los más importantes y famosos en lo que a música clásica contemporánea se refiere. Clasificando en estos momentos su música como “minimalismo. sacro".


La historia de este singular estonio, que nació en 1935 en la ciudad de Paide nos muestra que su formación musical, ya sea por las circunstancias o por decisión propia le hizo tomar un camino bastante diferente al que tomaran sus pares en otras latitudes.


Arvo Pärt - My heart is in the highlands


Inició sus estudios musicales a la edad de 7 años en Paide, su ciudad originaria, y a la edad de 15 años ya escribía sus primeras composiciones.
Siendo ya un adulto
continuó en el Conservatorio de la Universidad de Tallin, lugar donde estudió composición, alternando los estudios con el trabajo en la radio, como ingeniero de sonido.


Esta situación le permitió estar al corriente de las tendencias musicales de Occidente, compensando en algo la difícil condición que su país sufría en aquellos años debido al aislamiento cultural y económico, propio del régimen soviético. Sin embargo hay que mencionar que sus primeros trabajos estuvieron encasillados como "Neoclasicismo", notandose en ellos una fecunda osmosis de músicos tan relevantes como Shotakovic, Prokófiev o Bártok.




Hizo bastante música por encargo para películas, y cuando finalmente se graduó en 1963, ya era considerado como un compositor profesional. De sus obras mas conocidas se pueden citar: Tabula Rasa (1977), Stabat Mater (1985), Fratres (1992) y Pour Aline (1976).



En el estreno de “ Nekrologie”, su primera obra compuesta en su Estonia natal, lo escuchamos utilizando la técnica dodecafónica o serial -clara influencia de A. Schoenberg- permitiéndole darse a conocer en todo el país. Prontamente a esta le siguen otras obras del mismo estilo.


En 1968 estrenó su obra “Credo”, para coro mixto, piano. y orquesta, esta obra marca un momento culminante desde el punto de vista de vanguardia; pero desgraciadamente provocó una gran polémica, y la obra estuvo prohibida por su texto. “Creo a Jesucristo”.Quizás por esta razón experimentó una profunda crisis que le llevó a un silencio voluntario, provocado por su estado de desesperación, pero este hecho también le sirvió para explorar la religión y adherir a la estricta iglesia ortodoxa rusa para luego entrar en un estado de meditación y contemplación. Centrándose en el estudio del Canto Gregoriano y de la música de los siglos XIII al XVI en Europa.


Como consecuencia de esta experiencia produjo un tipo de música bastante peculiar a la que denominó Tintinnabular, que sonaba como el tañir de las campanas, siendo su principal característica poder escuchar notas sueltas sin ningún adorno y con un ritmo muy simple trasmitiendo la influencia que adquirió de la música antigua., pero asimismo hay que mencionar una de las características de su música actual; que incorpora textos sagrados, sean estos en latín o la lengua eclesiástica eslava usada en la liturgia de la Iglesia ortodoxa.



"Mi música es similar a la luz que pasa a través de un prisma; eso quiere decir que puede tener un significado distinto para cada oyente, ya que crea un espectro de experiencias musicales, que es como un luminoso arco iris”.

Arvo Pärt


Páginas de Interés

- Biografía Arvo Pärt
- Partitura : Sinfonía N° 4 " Los Angeles "
- Página no oficial Arvo Pärt
- "Tintinnabuli" La campana de Arvo Pärt



Bookmark and Share

Web Site Counter
Ski Poles