Domenico Zipoli ...músico de dos mundos



Domenico Zipoli
...
músico de dos mundos





A veces la vida da giros inesperados, y súbitamente nos encontramos con una realidad que no se pensaba, sobre todo cuando se pasa de un cómodo y floreciente status a otro, totalmente contrario, en donde la carencia es la dominante en las necesidades habituales que hacen el diario vivir mas fácil.


Sin embargo, elegir el camino mas difícil para transitar, es decisión de pocas personas; porque abandonar todo bienestar necesario que la época puede dar, y elegir un mundo totalmente distinto en el cual recién se inicia esa misma estructura social que se abandona; es solo de idealistas.




Uno de ellos; Domenico Zipoli, nació en 1688 en Italia en el pueblo de Prato un 17 de octubre, de familia campesina y pobre con muchos hermanos.


Doménico salió de su pueblo a la edad de 19 años a educarse en Florencia bajo el patrocinio del Gran Duque de Toscana, Cosme de Médicis, quién le otorgó una beca para estudiar allí con Giovanni Maria Casini, maestro de capilla de la Catedral.




Agradecimientos a : Canal de ernststolz - youtube



A los 20 años Zipoli contribuye al oratorio " Sara en Egipto " con una aria, en el cual participaron veinticuatro compositores contemporáneos de Italia como Alessandro Scarlatti y el propio Casini.
Durante algún período estudio con el ya mencionado Scarlatti, luego siguió su enseñanza con Felipe Lavinio Vannucci.


Finalmente en 1709 terminó sus estudios de música con Bernardo Pasquini en la ciudad de Roma, allí permaneció en diferentes cargos, pero el más importante fue el de Organista de la Chiesa del Gesú.


En 1716, gracias al apoyo de la princesa de Forano - María Teresa Strozi - publica su primera edición de " Sonate d´ intavoladura per órgano e címbalo. "


Realmente Zipoli era uno de los compositores mas respetados en Roma. Para ubicarlo en el tiempo se puede decir que fue contemporáneo de los grandes maestros : J.S. Bach y G.F. Hendel.


Pero en ese mismo año 1716 ocurre el gran cambio en su vida; movido por la fe o por otra causa desconocida, se traslada a Sevilla e ingresa a la Compañía de jesús, con el objeto de convertirse en misionero jesuita.



Al cabo de algunos meses se traslada a Sudamérica en donde inicia su noviciado como sacerdote, se establece entonces en Córdoba (Argentina) donde completa sus estudios de Teología y Filosofía; desgraciadamente no pudo ordenarse ya que en la Sede Obispal de Córdoba, no había Obispo pues esta se encontraba vacante.





Ya en tierras Americanas se inicia un nuevo período para Zipoli, resurge nuevamente el eximio músico europeo y se dedica a componer música para las distintas capillas de las reducciones jesuíticas.

En alguna oportunidad expresó:


" Dadme una orquesta y convertiré toda Sudamérica "


En su viaje al nuevo mundo Zipoli, viaja con otros jesuitas, que también tuvieron relevancia en su campo. Uno de ellos el historiador oficial de la Compañía de Jesús, el padre Pedro Lozano quién conoció de cerca al compositor, compartiendo habitación y la intimidad de sus pensamientos.


Se refería de Zipoli a propósito de su actividad musical en Córdoba.





"Con extremo interés hizo en modo que las fiestas se celebraran con acompañamiento musical (...) con increíble satisfacción tanto de españoles como de los neófitos.Exaltada del placer de escucharlo, una inmensa multitud llenaba nuestra iglesia en todas las actividades solemnes"


Otra referencia que hace Pedro Lozano de la naturaleza de Domenico:




" Fue de carácter y costumbres muy placenteras y por eso querido por Dios, los hombres.Su mirada se hallaba siempre dominada por una apariencia castísima, de manera que mal la fijaba en el rostro de un varón, cuanto menos en el de una mujer. Con diversas devociones y culto honraba a su ángel custodio y se cree que por medio de este ángel obtuvo aquella piedad que le fue como innata. Encuadraba todas sus acciones dentro de la voluntad de sus superiores a los cuales pedía licencia hasta de las cosas mas diminutas. Cuando hablaba era de asuntos divinos y tenía pendientes a los compañeros que le escuchaban."


del libro "Domenico Zipoli, una vida un enigma" de Luis Szarán





Tuvieron que pasar muchos años para darse cuenta que ese:



" Domingo Tipoli, mediano, dos lunares en el carrillo izquierdo, filósofo, natural de Prato, Obispado de Forencia, 28 años "
(única descripción física hecha en los documentos de embarque en España) era el mismo Domenico Zipoli que había desaparecido repentinamente de la escena musical barroca europea, y este maestro jesuita de la reducciones, cuyo único objetivo era enseñar y ayudar a los indios para la mayor gloria de Dios.



A fines de los años de 1930, el investigador Francisco Curt Lange comienza a indagar sobre la existencia y relación entre cierto Domingo Zipoli en América y el desaparecido Zipoli de Europa. Sus investigaciones dieron frutos ya que en 1941 encontró el certificado de nacimiento del maestro Zipoli.





Pasaron algunos años hasta que en la década del 60 Robert Stevenson descubrió en el archivo de Sucre (Bolivia) una misa para coro de 3 voces (sin bajo - este registro era poco habitual entre los indios), solistas, 2 violines, órgano y continuo; en dicha partitura se puede leer lo siguiente: " Copiada en Potossí en 1784 " , es decir posterior a su muerte que sucedió en 1726.


Agradecimientos a : Canal de organimagister - youtube


En 1972 Hans Roth, arquitecto y restaurador de las antiguas reducciones jesuíticas de Bolivia, que dedicó las últimas tres décadas de su vida a restaurar varios templos de la región descubrió accidentalmente 5.000 partituras manuscritas lo que permitió su clasificación y estudio.




Domenico Zipoli hizo de su vida en las reducciones y en la América colonial un apostolado de evangelización a través de su música, dejando un legado para la posteridad preservada en el tiempo por cada nueva generación de nativos originarios americanos hasta el día de hoy en que aún se cultiva su hermosa música.


Páginas de interés:


- Completa biografía

- Obra de Zipoli clasificada: período Italiano_período Americano

- Partituras

- The complete organ intavolatura (para escuchar)




Bookmark and Share

2 comentarios:

victorramio dijo...

Mario:tu blog es una verdadera obra de arte. Y los artículos, muy bien escritos, documentados, interesantes y amenos.
Debería tener muchos seguidores, pues es un real aporte a la educación musical.
Víctor Ramió comenta:
Personalmente, no conocía a Zipoli (ya sabes que lo mío es la ópera).
¿Por qué no pones en el blog la alternativa de "Seguidores" y así los interesados recibirían información cada vez que hagas una nueva publicación?
Creo que aportes como el tuyo merecen ser compartidos y tener la mayor difusión posible.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias Victor agradezco tus conceptuosas palabras.
Lo de los seguidores lo voy a considerar

Web Site Counter
Ski Poles