Sancta Mariae, en Náhuatl



SANCTA MARIAE. 
en Náhuatl.



A través del tiempo se ha podido encontrar y recopilar antiguas piezas musicales de los tiempos del Barroco, en América.

Algunas mas importantes que otras, originadas por la enseñanza de los sacerdotes españoles que llegaron hasta este continente y muchas de ellas son el fiel ejemplo de una notable y hermoso sincretismo traducido en música por los primeros habitantes de este lugar.

Un ejemplo de ello se encuentra en Perú; se trata de una hermosa pieza musical llamada “Hanacpachap Cussicuinin”, escrita en Quechua, pero se debe destacar que en México, también se haya una de estas joyas musicales, se trata de una plegaria a la virgen. Su nombre “ Sancta Mariae “ escrita en Náhuatl.

Lamentablemente no se conoce claramente quien fue su autor, pero se le atribuye al maestro de capilla Hernando Franco, quien fue  el primer compositor conocido en la historia de la música mexicana.

Como decía antes, esta pieza  “Sancta Mariae” escrita en Náhuatl, fechada en 1599 y tomada del Códice Valdés - manuscrito encontrado en el pueblo de Cacalomacan, en el estado de México - ha representado un problema para conocer su autor y clasificar la forma musical de esta obra.

En 1934 El doctor Gabriel Saldivar y Silva publicó “Historia de la música en México” y entre las obra que corresponden al Virreinato se publica este texto en Náhuatl , Sancta Mariae, que Saldivar atribuye la autoría a Hernando Franco, quién fue maestro de capilla de la Catedral de México desde mayo de 1575 hasta el día de su muerte el 28 de noviembre de 1585

 Agradecimientos a : Canal de JuanVelita - youtube


El texto dice:

Santa mariae
in ilhuícac Cihuapille, tinantzin Dios,
in titotepantlahtocatzin,
ma huel tehuatzin topan ximotlahtolti
in titlahtaconhuanine.

Santa maria, celestial señora, madre de Dios,
abogada nuestra,
ruega por nosotros
los pecadores.

Robert Stevenson en: " Música en México" clasifica la pieza como un himno y se lo atribuiye a Franco, diciendo que este pequeño trabajo merece poca atención , dentro de la extensa obra de este mismo compositor (Stevenson 1952:119)

En una publicación posterior "Música en los territorios Azteca e Inca", Stevensón afirmó que el Santa Mariae, era una canción azteca , "Azteca Chanzoneta" cuyo compositor fue Don Hernando de Franco, un líder indígena que seguramente era ahijado del maestro de capilla; que a modo de homenaje a Franco fue compuesta a nombre del padrino, signando en el papel el título de "Don", título honorífico usado por los nobles indígenas y españoles aristócratas o peninsulares o con el rango de jueces (Stevenson 1972).

En el primer capítulo de “Música de México”, Stevenson aborda el tema de nuevo, ahora llamada “Sancta María” un motete y diciendo que don Hernando es el presunto autor (Stevenson 1986). Sin embargo siempre queda la incertidumbre frente a  la autoría de este ¿ Himno, Motete o Chanzoneta? y ante  esta duda surgen antecedentes que podría permitir esclarecer este dilema.

Según David Brading: “Cortés reunió a más de 1000 niños de nobles indígenas, instruyendo a los Franciscanos para su educación” (Brading 1993: 122), así los nobles indígenas fueron educados por los misioneros quienes pronto lograron transcribir los fonemas del náhuatl al latín escrito.

Brading habla también de como los archivos municipales dan fe de la rapidez con que los nobles adquirieron y aplicaron el arte de leer y escribir en su propio idioma.

Unos años mas tarde, después de la caída de Tenochtitlan en 1521, el padre Pedro de Gante fundó una escuela para estudiantes indígenas, en donde además de otras cosas que enseñaban música en la tradición europea, es decir, el canto llano y la música polifónica. Los indios aprendieron rápidamente y tan bien que poco después Pedro de Gante declaró que sus estudiantes estaban al nivel de los cantantes profesionales de la capilla musical de Carlos V (Herrera).

Razón por la cual los estudiosos  piensan que  es muy probable que hayan existido compositores indígenas de origen noble, educados por los misioneros y que fueron capaces de escribir una obra como el Sancta Mariae.

Así registró el hermano Toribio de Benavente, Motolinia en su “Hisoria de los indios de la Nueva España”:
El tercer año se les enseñaba canto, algunos se reían y bromeaban sobre él, porque parecía sordo, porque parecía tener voces débiles […]Un indio entre estos cantantes, un vecino de la ciudad de Tlaxcala, había compuesto una pieza completa, destacada por el ingenio y aprobada por los mejores cantantes en Castilla (Motolinia 1995: 169-171).

Nos queda la duda de quién fue realmente su autor, pero de lo que podemos estar seguros es, quien haya sido, nos dejó esta hermosa pieza polifónica, como muchas otras del Barroco Americano y que han sido redescubiertas, estudiadas y transmitidas a nuestra época, para el placer de todos aquellos que vibramos con el Barroco. 


Páginas de interés 
- Partitura  
-Cinco nuevos libros en la Catedral metropolitana de México
-Las  obras en Náhuatl  atribuídas a Dn. Hernando franco

Web Site Counter
Ski Poles