La Púrpura de la Rosa




LA PÚRPURA DE LA ROSA


S e dice que una antigua leyenda greco-romana que Calderón de la Barca utilizara en su zarzuela “La púrpura de la rosa” en el año 1660; atribuía a la rosa un origen divino.

Según dicha leyenda; cuenta que Venus, habiéndose enamorado del joven Adonis; causó la ira del dios Marte, quién rabioso y pleno de celos se disfrazó de jabalí y mató al hermoso mancebo en una cacería.

Cornelis Holsteyn - Venus y Adonis

Venus al enterarse del hecho acudió rápidamente en su ayuda; pero lamentablemente llegó tarde, y al encontrarse con su cuerpo exánime, lo transformó en una anémona, por ser ésta una flor de vida efímera.

Júpiter, por otra parte decretó en honor de Venus; que las rosas hasta entonces blancas, se tornaran al color de la púrpura, semejante al de la sangre que corrió desde los pies de la bella Diosa al clavarse unas espinas cuando acudió al lugar del trágico suceso.


El conocimiento que tuvo Calderón de la Barca sobre este cuento le llevó a escribir su famosa obra “La púrpura de la Rosa”; la que sirvió de libreto para que se hicieran dos versiones musicales.




La primera compuesta en 1660 por Juan Hidalgo en España, perdida hasta hoy y la segunda es la de Tomás de Torrejón y Velasco en el año 1701, compuesta en Lima para una importante celebración de la corte virreinal, y que es considerada como la primera ópera americana, que se estrenó en el palacio de Pizarro, en Lima el 19 de octubre de 1701.


La obra de Tomás de Torrejón y Velasco en sí es básicamente la misma, pues relata el mito de los amores de Venus y Adonis, que provoca los celos de Marte y su deseo de venganza.
Sin embargo, hay que considerar la interesante investigación de Carmelo Caballero; profesor de musicología de la Universidad de Valladolid. Quién señala: Aunque la fuente musical la firma Tomás Torrejón y Velasco en 1701, se ha demostrado que, conserva elementos musicales mucho más antiguos atribuibles a quien posiblemente fuera maestro de Torrejón y Velasco, el arpista de la real capilla, Don Juan Hidalgo.
Cabe señalar que Hidalgo fue uno de los músicos más importantes de la corte española de mediados del siglo XVII y el primero en poner música a este libreto en 1659 dentro del programa de festejos que celebraban la boda de María Teresa, hija del monarca español Felipe IV, con Luis XIV de Francia.


Fiesta en que celebró el año décimo octavo, primero de su reinado del Rey Nuestro Señor, Don Felipe Quinto, el Excelentísimo Señor Conde de la Monclova, Virrey, Gobernador y Capitán General de los Reinos del Perú, Tierra firme y Chile, Compuesta en música por Dn. Tomás Torrejón y Velasco, Maestro de Capilla de la Santa Iglesia Metropolitana de la ciudad de los Reyes. Año de 1701.


La ópera que nos interesa, es decir del autor Tomás Torrejón y Velasco, se presentó en Lima en 1701 por encargo del entonces Virrey Don Melchor Portocarrero Lasso de la Monclova.

Torrejón y Velasco fue encargado de la producción y escribió parte de los textos musicales a principios del siglo XVII.
Se sabe que el resto de la obra fue improvisado, a la usanza musical de la ópera., ésta constaba de en un solo acto, a la que le añadió melodías líricas y coros acompañados de un arpa, guitarra, violines, trompetas e instrumentos de percusión.






En cuanto al libreto podríamos decir que presenta Una serie de metáforas y elocuentes alusiones cargadas de erotismo además de un gran humor, que como decíamos antes cuentan con algunas variantes del original, el mito de Venus y Adonis que al enamorarse dan muchos celos a Marte. Pero el tiempo final es de un personaje llamado amor.

El título de la ópera hace alusión a la trágica muerte de Adonis, cuando las rosas blancas se tiñen de rojo por su sangre. Terminando Venus y Adonis situados en el cielo; Venus como estrella nocturna y Adonis como flor.

Torrejón y Velasco había viajado diez años antes al Perú junto con Lucas Ruiz de Ribayaz, autor de la otra obra musical del momento, “Luz y Norte”, de donde recogió las danzas y ritmos para la púrpura de la rosa. Es precisamente por esta obra que Torrejón y Velasco se convirtió en un reconocido compositor en el nuevo mundo, llegando incluso a ser nombrado Maestro de la Catedral de Lima.

Finalmente; el manuscrito se conserva en la Biblioteca Nacional del Perú, asimismo un folio que contiene solos de la ópera fue hallado entre la música de la biblioteca del Seminario San Antonio Abad del Cusco.

Páginas de Interés

- Libreto original "La púrpura de la rosa"
- Estudio y comentarios "La púrpura de la rosa"
- La ópera en América LatinaVista previa




Bookmark and Share


Web Site Counter
Ski Poles